Venerdì, 24 Novembre, 2017

Trump no llega a zona desmilitarizada entre Coreas por mal clima

Corea del Sur busca adquirir submarinos nucleares Anterior Siguiente
Evangelisti Maggiorino | 10 Novembre, 2017, 20:43

Y es que, una vez completado en torno a 2020, Camp Humphreys no solo será el principal centro de comando de las tropas de EEUU en Corea del Sur (28.500 efectivos), sino el cuartel del Pentágono más grande fuera de territorio estadounidense; un fortín situado a las puertas (está a 100 kilómetros de la frontera) de Corea del Norte.

Sí. Donald Trump comenzó su discurso con palabras de elogio a Corea del Sur, por recuperarse tan rápidamente de las heridas de la guerra para convertirse en uno de los países más industrializados del mundo.

Una de las cláusulas de esa ley exhortaba al Departamento de Estado a declarar en un plazo de 90 días si Pyongyang debe incluirse en la lista estadounidense de Estados que apoyan al terrorismo.

El presidente calificó al Gobierno comunista de Pionyang de "amenaza de un régimen deshonesto" que amenaza con la "devastación nuclear".

En su discurso, Trump aseguró que Estados Unidos no permitirá que ciudades del país sean amenazadas por el régimen asiático y pidió ayuda a los aliados para aislar a Norcorea. No hubo amenazas de desatar "fuego y furia" sobre el país, como había advertido el presidente en una ocasión, ni se mencionó el apodo peyorativo de Trump para el dictador norcoreano, "El hombrecillo de los cohetes". "No nos intimidarán. Y no permitiremos que las peores atrocidades en la historia se repitan aquí, en esta tierra por la que luchamos y morimos para proteger".

Seúl está buscando introducir submarinos de propulsión nuclear de EE.UU. como parte de su multimillonario plan para adquirir armamento estadounidense de avanzada.

Trump acusó a Pyonyang de "violar derechos y cometer corrupciones y además de pedir paz con fuerza en la Península Corea". "Ha llegado la hora de la fuerza", afirmó.

Trump también dedicó tiempo a sus objetivos económicos, señalando que el acuerdo comercial actual entre Washington y Seúl "no es exitoso y no es muy bueno para Estados Unidos".

Tal y como indicó en su momento la Casa Blanca, la presencia del presidente en esta base ha acabado por tener casi más peso que el que habría tenido una visita a la militarizada frontera que divide las dos Coreas, finalmente descartada de su agenda.

Altre Notizie